Los empleados de empresas socialmente conscientes son más proclives a mentir

Un fuerte espíritu de responsabilidad social empresarial puede ser bueno para el balance de una empresa. Los empleados que creen en los valores ambientales y sociales de su empresa son más leales, más satisfechos , y en algunos casos más productivos que aquellos sin inspiración.

Medidas de responsabilidad social de las empresas hacen que los empleados se sientan bien consigo mismos, tan bien, de hecho, que pueden estar dispuestos a dejar que su ética personal por la de la empresa.

Pero no todo es color de rosa. En un trabajo reciente , los economistas John A. List y Fatemeh Momeni, de la Universidad de Chicago, encontraron que trabajar para una empresa socialmente responsable puede inconscientemente motivar a empleados a actuar de manera más irresponsable. El estudio es un documento de trabajo publicado por la Oficina Nacional de Investigaciones de Economía, lo que significa que aún no ha sido revisado por otros académicos.



Para probar su teoría, los investigadores contrataron a más de 3.000 personas en línea para hacer un trabajo de simple transcripción. Los trabajadores consiguieron el 10% de su pago por adelantado, e incluso se les pagó por cualquier asignación que marcaran como ilegibles y no pudieran transcribir, de modo que quedara el espacio para hacer trampa.

En algunos casos, los investigadores informaron a los participantes que iban a donar el equivalente a un porcentaje de los salarios de los trabajadores a los programas educativos de UNICEF. Mientras más generosos los aportes, más dispuestos estaban los empleados para tomar ventaja de su empleador. Cuando los investigadores donaron el equivalente al 5% de los salarios de los trabajadores a la caridad, el engaño se elevó al 25%. Cuando sumaron al 28% de los salarios con una donación, la proporción de los tramposos aumentó en más de 50%.

Cuanto más los investigadores hicieron hincapié en la conexión personal de los empleados a sus esfuerzos de caridad, más contrarios a la ética de se convirtieron los trabajadores . Cuando los investigadores describen la porción de caridad del salario como una “donación a la caridad en nombre de los trabajadores,” en lugar de simplemente una “donación a la caridad,” la parte de los tramposos aumentó un 30%.

El culpable, los investigadores argumentaron, es la moral de auto-licencias: el permiso, consciente o no, que las personas se dan a sí mismos para hacer algo “malo”, después de que han hecho algo. Esta auto-licencia puede ser tan anodina comer un dulce luego de una jornada en el gimnasio o mucho más compleja, como el auto-permiso a ser discriminadores con una persona sólo por haber obrado bien en relación al mismo tópico.

El efecto de auto-licencia no significa que las empresas deben dejar a sus esfuerzos de responsabilidad social. Múltiples estudios han encontrado que las personas son más propensos a actuar de forma poco ética cuando creen que están en un entorno poco ético. Los gestores tienen que encontrar un equilibrio entre conseguir que sus trabajadores apoyen sus valores sociales y ambientales, sin dejar que el orgullo suba a la cabeza.

Fuente



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *