La diversidad es buena para los trabajadores y es buena para el negocio

La inclusión de la comunidad LGBT está beneficiando silenciosamente las oficinas en USA.

Por Deena Fidas

En una empresa puedes encontrar a una gerente lesbiana con la tranquilidad de que recibe los mismos beneficios que el resto para su familia. En el cubículo siguiente, su compañero de trabajo se anima viendo la acogida de su empresa con la gente LGBT. Podría estar pensando: “Wow, si una gerente lesbiana puede abrirse y enseñar su identidad, yo también puedo hacerlo”.



En el 2002, durante la campaña sobre Derechos Humanos de la cual soy directora, tuvimos la impresión de que el sector privado pudo haber sido clave en la promoción del orgullo LGBT en el trabajo. El Índice de Igualdad Corporativa clasifica a las empresas respecto a su trato con empleados, consumidores e inversionistas LGBT. Cuando comenzamos la campaña era una época en la que había muy poca legislación al respecto y la mayoría de los estados no tenía protección laboral básica para sus trabajadores LGBT, algo que todavía se mantiene hasta hoy. En ese momento decidimos que si no podíamos impactar el cambio a través de la ley, había otras maneras de hacerlo.

Todas las empresas se esfuerzan por atraer y retener a los mejores talentos, pero a veces pasan por alto que parte de la fórmula para asegurar su competitividad requiere que las empresas se abran a la comunidad LGBT. Esto se hace aún más relevante si lo que quieren es cautivar al mercado de consumo de la comunidad LGBT, el cual cuenta con un poder adquisitivo estimado de 900.000 millones de dólares, según Witeck Communications, empresa de marketing con sede en Washington. Algunas empresas podrían preguntarse ¿cómo aprovechar este mercado?. Bueno, la manera de no hacerlo es consultando a un grupo heterosexuales sobre la elaboración de una estrategia para abordar a la comunidad LGBT. No sólo debes asegurarte de atraer talentos a la mesa, sino también sus experiencias.

Cada empresa en nuestro índice tiene la posibilidad de cumplir con los criterios requeridos y obtener una puntuación del 100 por ciento. Algunos de los criterios son: mejores prácticas de inclusión a transgénero, protección de no discriminación de identidad de género, cobertura de atención médica transgénero inclusiva, por nombrar algunos. Algunas empresas realmente se destacan por su compromiso. JPMorgan Chase & Co., por ejemplo, garantiza una política de inclusión LGBT completa.

En el primer año del índice, sólo 13 empresas cumplieron el 100 por ciento de los criterios. Hoy en día, el número ha aumentado a 515. Hemos visto un enorme crecimiento en todas las industrias y hemos sido espectadores de como las empresas tratan mejor a sus empleados, contando con una presencia visible en los desfiles de orgullo LGBT y construyendo una comunidad más inclusiva.

¿Ya cumplimos? No, claro que no. Pero las semilla ha sido plantadas y seguirá creciendo.

Artículo original, Ozy.



Summary
La diversidad es buena para los trabajadores y es buena para el negocio
Article Name
La diversidad es buena para los trabajadores y es buena para el negocio
Description
La inclusión de la comunidad LGBT está beneficiando silenciosamente las oficinas en USA.
Author