Por qué las empresas se preocupan por la sustentabilidad y están contratando a gente para ello.

Los consumidores y stakeholders están presionando a los líderes de la industria para ser más transparentes sobre la responsabilidad ambiental. Para mantenerse a flote, muchas empresas están recurriendo a expertos verdes para ayudar a crear nuevas formas de poner a las personas y al planeta en primer lugar.

En el ambiente crispado que vivimos hoy – gracias al doble golpe generado por el cambio climático y la agitación política – las empresas sin un plan para la sustentabilidad están pasando bajo el agua más rápido que la costa de Miami. Los consumidores y stakeholders están presionando a los líderes de la industria para ser más transparentes sobre la responsabilidad ambiental. Para mantenerse a flote, muchas empresas están recurriendo a expertos verdes para ayudar a crear nuevas formas de poner a las personas y al planeta en primer lugar.

“Se trata de evolucionar o perecer, es donde estamos ahora”, dice Izabel Loinaz, Directora de Programas en el Centro de Prácticas de Negocios Sustentables de la Universidad de Oregon Lundquist College of Business. Por dos años seguidos, la revisión de Princeton ha rankeado como el mejor programa MBA verde del país. “Las empresas tienen que ser suficientemente resilientes , porque todo el ecosistema se mueve de forma muy dinámica”, dice Loinaz.



Los estudiantes de la Universidad de Oregon aprenden cómo las empresas pueden adoptar nuevas prácticas para aligerar sus huellas ambientales y tener un impacto positivo neto en el mundo. Por ejemplo, adoptando un enfoque verde para la administración de operaciones, como The Footprint Chronicles en Patagonia, que se esmera por transparentar su cadena de suministro. Otra ámbito es el estudio y cambios basados ​​en los ciclos de vida de los productos y servicios, como la reducción de los gases de efecto invernadero en todo el proceso de fabricación y distribución de automóviles. Los líderes de la industria ciertamente están tomando nota: Los graduados de de la Universidad de Oregon han trabajado con potencias mundiales como Columbia Sportswear, Hewlett-Packard y Nike en los últimos años.

Las industrias están cada vez más interesados en la caza de expertos con éxito comercial y sustentabilidad, dice Loinaz. Los expertos capaces de desarrollar nuevos diseños, como hacer pequeños ajustes a las telas en la industria de la confección para adaptarse a las temporadas calurosas, pero que también posean una mirada inteligente para detectar nuevas oportunidades de mercado, están en alta demanda.

“La estrategia sostenible es justamente eso, una estrategia. No es una función, no es una industria, no es sólo reciclaje. Es una muy, muy pequeña pieza de un movimiento mucho más grande para los negocios”, dice Loinaz. “Somos una plataforma para que los futuros líderes de la industria solucionen los problemas del mundo, particularmente los más urgentes sociales y ambientales”.

La salud de la mano de obra de una empresa está intrínsecamente ligada a sus prácticas ambientales. A menudo las personas que extraen los recursos que las empresas utilizan están subrepresentadas, marginadas o privadas de sus derechos. Casi todos los teléfonos inteligentes, por ejemplo, están hechos de minerales extraños y elementos de tierras difíciles de conocer su consecuencia a largo plazo. Como demuestran las investigaciones, es un trabajo increíblemente peligroso que a menudo requiere que los extractores -muchos de ellos niños- puedan excavar a mano túneles a cientos de metros bajo tierra, con pocas precauciones de seguridad en su lugar. Como resultado cientos de comunidades locales a menudo están expuestas a niveles tóxicos de metales y residuos.

Masificar esta información en las redes sociales, hostigar a los propietarios de las empresas, y abogar por una mayor responsabilidad social y ambiental realmente puede ayudar a resolver algunos de estos problemas. Las empresas están comenzando a entender que el viejo adagio “lo que ocurre a puerta cerrada, se queda a puertas cerradas” simplemente no es sostenible.

En abril, por ejemplo, Apple anunció planes para dejar de usar minerales extraídos y confiar en materiales reciclados para la fabricación de sus productos. Algunos plantean que la medida es insostenible, especialmente para un gigante de la mega tecnología.

“¿Podemos algún día dejar de explotar la tierra por completo?”, Preguntó Apple en su informe de progreso del 2017. “Suena loco, pero estamos trabajando para ello. Estamos avanzando hacia una cadena de suministro de circuito cerrado. Un día, nos gustaría ser capaces de construir nuevos productos con sólo materiales reciclados, incluyendo nuestros productos antiguos.”

Apple todavía tiene algo de trabajo, pero su misión es ambiciosa. Los estadounidenses producen cerca de 50.000 camiones de basura en residuos electrónicos cada año, muchos de los cuales terminan en vertederos en el extranjero con leyes menos estrictas de salud y seguridad ambiental. (Una razón más para reparar nuestros teléfonos inteligentes y recortar la compra de nuevos gadgets.)

La conclusión es que cada vez más empresas se preocupan por la sustentabilidad, no sólo porque se preocupan por la responsabilidad corporativa, sino porque también se preocupan por el medio ambiente. Es por eso que la formación de la próxima generación de expertos empresariales sustentables es más importante que nunca.

Artículo original, Grist.



Summary
Por qué las empresas se preocupan por la sustentabilidad y están contratando a gente para ello.
Article Name
Por qué las empresas se preocupan por la sustentabilidad y están contratando a gente para ello.
Description
Muchas empresas están recurriendo a expertos verdes para ayudar a crear nuevas formas de poner a las personas y al planeta en primer lugar.
Author