3 razones por las cuales la energía limpia está lista para despegar en ciudades en desarrollo

Se estima que el techo solar podría abastecer el 30 por ciento de las necesidades energéticas de las ciudades a nivel mundial en 2050. Pero tres tendencias emergentes hacen de este momento particularmente maduro para la llegada de la energía renovable en el mundo en desarrollo.

A menudo se oye hablar de las historias de éxito de las energías renovables en ciudades del mundo desarrollado, como Vancouver, que se ha comprometido a obtener el 100 por ciento de su energía de fuentes renovables antes del 2050, o San Diego, que prometió obtener electricidad renovable para el 2035.



Muchas iniciativas existen para promover el 100 por ciento energía renovable, tales como “Ciudades Renovables” de la Universidad Simon Frasier en Canadá. Pero mientras toda la atención se la lleva el norte del mundo, las ciudades en el sur están preparándose para aumentar el uso de energías renovables, tales como la eólica o solar.

¿Qué es diferente ahora?

El potencial de las energías renovables en las ciudades es un conocimiento adquirido.

La Agencia Internacional de la Energía estima que el techo solar podría abastecer el 30 por ciento de las necesidades de electricidad de las ciudades a nivel mundial en 2050, y gran parte del sur es generosa en radiación solar.

Pero tres tendencias emergentes hacen este momento particularmente maduro para la energía renovable en el mundo en desarrollo:

1. Costes decrecientes
El costo de la energía renovable ha disminuido precipitadamente. Entre 2009 y 2014, el costo de los módulos solares fotovoltaicos (PV) disminuyó en un 75 por ciento, mientras que el costo de los aerogeneradores cayó en un 33 por ciento.

Además, el coste del PV solar residencial ha estado disminuyendo significativamente en los últimos años: en 2015, fue competitivo con la generación de gas natural en India y casi en China. El almacenamiento de la batería también se hace cada vez menos costoso, lo que hará que la energía distribuida sea aún más asequible. Entre 2008 y 2014, los costos de las baterías han disminuido un 20 por ciento cada año.

2. Compromiso político
Muchas ciudades del sur del mundo han hecho compromisos para abordar el cambio climático. Por ejemplo, muchos de los cientos de ciudades que han firmado el Pacto de Alcaldes, un compromiso para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las zonas urbanas, están en el sur global. Palawan, Filipinas; Las Maldivas; y el Distrito Kasese de Uganda han anunciado transitar al 100 por ciento en energías renovables.

Las políticas regulatorias, tales como las tarifas de alimentación (contratos a largo plazo a productores de energía renovable, que ofrecen un precio fijo) y la medición neta (un mecanismo de facturación que acredita a los propietarios de sistemas de energía renovable por la electricidad que agregan a la red) se han esparcido más allá de Europa y América del Norte hacia los municipios de países en desarrollo.

Las energías renovables distribuidas permiten a las ciudades progresar hacia sus metas climáticas y tomar más propiedad sobre su suministro de electricidad. Y hay una comprensión de que las energías renovables distribuidas en las ciudades pueden ayudar a los países a cumplir dos Metas de Desarrollo Sostenible, una para garantizar el acceso moderno a todos los energéticos (Objetivo 7) y otra para crear ciudades inclusivas, seguras, resistentes y sostenibles. (Objetivo 11)

3. Financiación innovadora y modelos de negocio
Mientras que algunos están en sus etapas iniciales, hay una gran cantidad de nuevos métodos de financiamiento y de negocio para las energías renovables.

Por ejemplo, los programas de reparto, donde las empresas alquilan sistemas solares a los consumidores, quienes pagan una pequeña cuota mensual a través de sus teléfonos móviles ha despegado en partes de África subsahariana. En menos de un año, el número de hogares que usan los sistemas de reparto en la región se duplicó entre 450.000 y 500.000 en 2015.

La medición neta, aprobada por ejemplo en Ciudad del Cabo, Sudáfrica y en muchos estados de la India, ha permitido a los hogares no sólo ser consumidores de electricidad, sino también producir energía renovable para satisfacer sus necesidades energéticas y vender la energía.

En Delhi, hay un modelo de alquiler de techo donde los propietarios pueden alquilar su espacio de techo a los desarrolladores de proyectos solares. La energía solar compartida por la comunidad, que permite a múltiples personas, muchas de las cuales carecen de capacidad financiera o de recursos disponibles en el lugar, unir sus recursos para comprar sistemas fotovoltaicos, está adquiriendo interés en las zonas urbanas.

Una revolución renovable
Por supuesto, para que las energías renovables distribuidas continúen despegando, es necesario contar con un entorno favorable, con la provisión de financiamiento público para ayudar a movilizar la inversión del sector privado; leyes y reglamentos bien aplicados; bien coordinadas, instituciones sólidas y participación de la comunidad.

A medida que la revolución de las energías renovables cobra impulso en las ciudades del sur global, es importante recordar que no se trata sólo de ganancias ambientales. Expandir el acceso a energía limpia también aumenta la calidad de vida de todas las personas – incluyendo las zonas urbanas marginadas – y trae beneficios económicos a la comunidad en general.

Como Shakespeare escribió en “Coriolano”, “¿Qué es la ciudad sino el pueblo?”

Artículo original, Green Biz.



Summary
3 razones por las cuales la energía limpia está lista para despegar en ciudades en desarrollo
Article Name
3 razones por las cuales la energía limpia está lista para despegar en ciudades en desarrollo
Description
Tres tendencias emergentes hacen este momento particularmente maduro para la energía renovable en el mundo en desarrollo.
Author